Hombre Chileno 50 Años

Home > Casos > 424 – Hombre Chileno 50 años – Tortura – Ejército
  • Institución del querellado
  • Ejército
  • Delito investigado
  • Tortura
  • Lugar del evento
  • Concepción
  • Fecha del evento
  • 22-10-2019, 19:30 hrs.

Relato de la querella

El día martes 22 de octubre, alrededor de las 19:30 horas, la víctima G.A.S.P. se trasladaba desde su lugar de trabajo ubicado en la intersección de calles Aníbal Pinto y Manuel Rodríguez, hasta su domicilio. Al momento de alcazar el cruce de Avenida Carrera con Paicaví se percata que por un lado se encontraban manifestantes, que mantenían barricadas incendiarias en el sector, y por el otro personal del Ejército de Chile, atendido que ya se había iniciado el toque de queda en la Provincia de Concepción.

El cuerpo de manifestantes arrancaba del personal militar, lo que motivó a que la víctima intentara resguardarse entre los edificios existentes en la Remodelación Paicaví. Desde unos de los edificios del lugar, una persona habría avisado a viva voz que G.S. se encontraba refugiado, junto a otras personas, por lo que funcionarios del Ejército se acercan hasta ellos para hacerlos abandonar su refugio.

La víctima intenta explicarles a los funcionarios uniformados que sólo iba en camino a su domicilio ubicado a una cuadra del lugar, sin embargo, se le ordena arrojarse al suelo, mientras G. insiste en señalar que él solo va hasta su hogar.

En ese momento uno de los militares, quien le estuvo apuntando con su arma de servicio durante todo el procedimiento le dispara a menos de un metro de distancia, recibendo el impacto el G. en su muslo derecho, siendo de inmediato reducido por el personal militar.

Frente a estos hechos, los vecinos del sector, quienes pudieron observar en todo momento lo que ocurría, comienzan a increpar a los uniformados, quienes deciden sacar de ese lugar a la víctima para dejarla tendida en la acera de calle Paicavi; mientras comentaban entre ellos que simplemente la dejaran ahí y le señalan a G. que si alguien le pregunta qué le sucedió sólo diga que sufrió una caída. Junto con ello, los uniformados señalan que lo dejarán ir sin requerir asistencia médica por la lesión sufrida.

Sin embargo, los reporteros gráficos y periodistas que estaban en el sector cubriendo la manifestación se percatan de la lesión que presenta y deciden llamar una ambulancia, la que llega hasta el sector y traslada a G. hasta el Servicio de Urgencias del Hospital Regional Guillermo Grant Benavente. Antes de la llegada de la ambulancia, funcionarios del INDH concurren hasta el lugar, acercándose a la víctima, sin embargo manifiesta no querer conversar con el INDH ni tampoco recibir una tarjeta con la información de la sede regional; según refiere la víctima, esta decisión la adoptó por presiones y temor al personal uniformado.

Llegado el centro asistencial le es removida la munción que había quedado alojada al interior de su muslo derecho.

Una vez finalizada la atención médica es subido a un camión militar que lo traslada hasta dependenias de la 2° Comisaría de Concepción, en la unidad policial es ingresado solo a un calabozo, donde permanece hasta alrededor de las 05:00 horas del día miércoles 23 de octubre, cuando es trasladado en una patrulla policial hasta su domicilio.

Avances de la investigación

El oficial del Ejército fue formalizado por torturas. Primero se le decretó prisión preventina, cautelar que posteriormente fue modificada con arresto domiciliario. En abril nuevamente se redujeron sus cautelares a arresto domiciliario nocturno, prohibición de acercarse a la víctima y arraigo nacional.