Mujer Chilena 23 Años

Home > Casos > 1671 – Mujer Chilena 23 años – Apremios ilegítimos – Carabineros
  • Institución del querellado
  • Carabineros
  • Delito investigado
  • Apremios ilegítimos
  • Lugar del evento
  • Antofagasta
  • Fecha del evento
  • 20-01-2020, 19:30 hrs.

Relato de la querella

El 20 de enero de 2020, se reunieron para realizar su trabajo desde las 18:00 horas, se equiparon, se organizaron en dos grupos y partieron a las 19:30, desarrollando su trabajo con normalidad, rescate y atención de cualquier persona que resulte herida en contexto de manifestación, cuando las manifestaciones ya habían disminuido el Jefe de la agrupación M.L.P., les instruyó regresar a la sede ubicada en calle Curicó con calle Prat, a comer algo y descansar para que luego pudieran seguir atendiendo a las personas que hubieren sido heridas.

Así caminaron en un grupo de 7 personas, V.F., M.L., C.S., D.T., G.E., M.C. y F.G., cuando se encontraban pasando por la esquina de Curicó con Uribe, frente a ellos había un grupo de Carabineros, desde ese lugar sintieron sonidos en la pared y C.S. sintió algunos impactos de objetos en la espalda.

Al mirar al piso ven unas canicas de metal, las recogen, miran detrás de ellos y se dan cuenta que un funcionario de carabinero con rostro cubierto, guarda una onda, M.L., C.S., F.G. y M.C. se acercan al piquete de Carabineros de dónde venían estos objetos y le preguntan a esos funcionarios porque estaban haciendo eso, si ellos no estaban haciendo nada. Al acercarse se llevan la sorpresa de que quien les lanza los objetos con honda es una funcionaria de Carabineros, al increparlos de inmediato son empujados con los escudos institucionales, como los voluntarios de UCRA también tiene escudos se cubren con ellos, y reciben sobre ellos golpes de bastón institucional y de pies.

Ante las agresiones C.S. es protegida por su compañero, M.C., quien cubre su cuerpo con un escudo, pero ella recibe de lleno un “lumazo en la cabeza”, refiere que de no estar con casco, “le muelen la cara”, porque el casco que usaba tenía una linterna frontal que fue rota con el golpe, como su compañero M.L. estaba también con escudo ambos le protegieron el cuerpo, pero recibieron todo el embate de los bastones institucionales de carabineros, que en ese momento eran entre 15 a 20 funcionarios.

C.S. Señala que los golpes con el bastón institucional le impactaron en la cabeza, en el hombro, en ambos brazos, en cadera y que también recibió un golpe de pies en su pierna, recuerda que en el momento solo trataron de protegerse y sintieron los múltiples golpes y empujones, quedando varias lesiones constatadas en el Dato de atención de urgencias que se realizó en horas de las madrugada del día siguiente.

Por su parte don M.C. La primera recibió golpes de bastón institucional, golpes de escudo, golpes de pies, un golpe de bastón institucional le llegó a la altura de la clavícula, pues uno de los funcionarios al no poder golpearlo por el escudo se puso a su costado izquierdo logrando de esa forma golpearlo en la clavícula, además recibió golpes de bastón institucional en la espalda y en los pies.

En ese momento Nicole, Gisel y V.F. se retiraron hacia atrás a aproximadamente 5 metros de ellos y como no era la primera vez que habían sido agredidos por Carabineros, deciden sacar sus celulares para grabar lo que estaba sucediendo. Cuando los voluntarios estaban siendo agredidos una familia que venía en un auto se estaciona frente a ellos y una señora de aproximadamente 40 años empieza a increpar a los funcionarios, reclamandoles por agredir a las personas integrantes de UCRA, en ese momento, como la atención de los funcionarios se centró en la familia, los voluntarios aprovecharon para retirarse del lugar y seguir avanzando.

Así el grupo continuó avanzando por calle Curicó con Maipú, se detuvieron en la mitad de la cuadra para revisar que no tuvieran lesiones, mientras desde la esquina anterior los funcionarios empezaron a gritarles insultos, pero siguieron avanzando omitiendo los gritos. Al llegar a Curicó con Baquedano el grupo va avanzando y los funcionarios al verlos llegar se acercan al presidente de la ONG UCRA M.L. e intentan reducirlo con golpes de bastón institucional y escudos, luego intentan hacer lo mismo con la voluntaria C.S., en su ayuda van M.C. y F.G. quienes con los escudos cubre a C.S..

Don M.C. estaba parado cerca pensando en acercarme a ayudarlo, pero en ese momento un funcionario que venía corriendo hacia mí y soy empujado muy fuertemente, aunque se logró cubrir con el escudo me golpeando la espalda con el piso.

Mientras ello sucedía V.F. estaba grabando con su celular y por detrás un un funcionario de Carabineros haciendo uso de su escudo institucional taclea a V.F. quien es empujada varios metros por el golpe y cae de inmediato al piso, cuando la voluntaria se encontraba en el piso el funcionario que la atacó le dice “eso te pasa por andar grabando weas”. D.T. que ve todo lo sucedido, se acerca a ayudar a V.F. y le dice que se pusiera de pie rápidamente porque había caído frente a un grupo de Carabineros, cuando D.T. intentó ayudar a V.F. recibió varios golpes de bastón institucional, siendo el más fuerte el que le cayó entre el hombro y el cuello, pues como llevaba el botiquín en la espalda (una mochila con forma de caparazón) ello le sirvió de protección.

En ese momento los vecinos del sector empezaron a salir de sus casas, a increpar por las agresiones a los voluntarios de UCRA, los funcionarios de Carabineros empezaron a dispersarse, permitiendo que los voluntarios de UCRA avanzaran.

La situación era muy extraña para las víctimas, porque fue tanto el contingente que intervino en relación con el número de los voluntarios, que si la intención era detenerlos podrían simplemente haberlos detenidos, por ello cree que la intensión de los funcionarios siempre fue golpearlos y no detenerlos, pues mientras eran golpeados les reprochaban “qué andan haciendo acá conchesumadres”, «les pegan por weones”, entre otros reclamos ” .

Finalmente cuando los funcionarios de Carabineros se retiraron y el grupo de voluntarios pudo juntarse decidieron ir a constatar lesiones, al llegar al Hospital Regional, un grupo de Carabineros se encontraba en la oficina de la Urgencia de Adultos, y los funcionarios del hospital se negaron a consignar que las agresiones habían sido realizados por Carabineros, hasta que llegó un doctor que señaló que se debe consignar los que los pacientes señalan.

En los hechos aquí expuestos, la conducta descrita puede ser subsumida bajo la hipótesis legal contenida en el artículo 150 D del Código Penal, esto es, apremios ilegítimos u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, cometidos por funcionarios de Carabineros de Chile.