Hombre Chileno 27 Años

Home > Casos > 1567 – Hombre Chileno 27 años – Apremios ilegítimos – Carabineros
  • Institución del querellado
  • Carabineros
  • Delito investigado
  • Apremios ilegítimos
  • Lugar del evento
  • Arica
  • Fecha del evento
  • 12-11-2019, 1:00 hrs.

Relato de la querella

El día martes 12 de noviembre de 2019, la víctima, se encontraba en horas de la noche en su domicilio, ubicado en las medianías de la Rotonda Tucapel de la ciudad de Arica donde se desarrollaba una manifestación ciudadana pacífica en el lugar ya mencionado. En dicho contexto, funcionarios de Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile, comenzaron a usar gases lacrimógenos y escopetas antidisturbios contra la población civil con el objetivo de disolver la manifestación, sin respetar el marco de legalidad establecido para el uso de este tipo de armas por parte de agentes estatales, en los procedimientos de resguardo del orden público.

La víctima señala que aproximadamente a las 00:00 o 01:00 horas de la madrugada en circunstancias que se encontraba en su domicilio, ubicado en Carlos Pezoa esquina Tucapel, percibe la presencia de tres funcionarios de Carabineros de Chile, esto por las manifestaciones que existían cercanas al supermercado Líder, ubicado en las inmediaciones, estos funcionarios policiales se encontraban arrojando piedras y botellas a los manifestantes desde la puerta de su domicilio. Es por lo anterior que don Renzo se asoma desde el segundo piso para pedirles que no arrojaran piedras, señalándoles además que en el interior de su domicilio se encontraba su familia, niños y otras personas, respondiéndole los funcionarios policiales con insultos, diciendo “qué se mete él, sapo, tal por cual” y cuando se da la vuelta para intentar dormir nuevamente, y sin justificación o provocación alguna y fuera de todo protocolo, le disparan un perdigón en el cuello, ante esta situación, su prima se acerca a dependencias de la tercera comisaría de carabineros a fin de conocer protocolo y como proceder ante la agresión efectuada, siendo atendida por un funcionario de apellido Carvajal, respondiendo este con bromas, señalandole que él no había sido, que se encontraba durmiendo y que se dirigiera al hospital a constatar lesiones.