Mujer Chilena 27 Años

Home > Casos > 1713 – Mujer Chilena 27 años – Tortura – Carabineros
  • Institución del querellado
  • Carabineros
  • Delito investigado
  • Tortura
  • Lugar del evento
  • Rancagua
  • Fecha del evento
  • 15-11-2019, 22:00 hrs.

Relato de la querella

El día 15 de noviembre de 2019, F.B.Z., en su calidad de Capitán de Carabineros cumplía funciones en la 1° Comisaría de Carabineros de Rancagua, ubicada en San Martín N° 174 comuna de Rancagua, a cargo del Servicio Extraordinario “Manifestaciones”, conformado por seis funcionarios en total, el que inició a las 11:00 horas del día 15-11-2019 y terminó a las 00:00 horas del día 16-11-2019.

En el cumplimiento de dichas funciones, es que el imputado desplegó las siguientes conductas:
Siendo aproximadamente las 22:00 del día 15 de noviembre de 2019 en la intersección de las calles Alcázar con Cuevas de la comuna de Rancagua, se encontraba la víctima V.A.A.R. tocando una trompeta junto a otras personas, quienes se manifestaban pacíficamente. Al notar la presencia policial estas personas comenzaron a correr, siendo reducida la víctima a los pocos metros por el personal de carabineros lo que le provocó una caída violenta al suelo procediendo a su detención, esposándole su mano izquierda mientras que con su mano derecha la víctima sostenía la trompeta, siendo golpeada en dicha mano por el imputado para que dejara caer el instrumento musical al suelo junto con proferir en su contra expresiones degradantes tales como “al fin te agarramos maraca”, dichos que le fueron repetidos en diversas oportunidades.

Cuando la víctima era trasladada a pie por la vía pública con el objeto de ser introducida al vehículo policial intentó gritar, lo que fue impedido por el imputado, quien encontrándose ubicado atrás de la víctima pasó su brazo por sobre su cuello, haciéndole una llave con una de sus manos sobre su garganta lo que le impidió gritar y también dificultó su respiración, acción que le provocó diversos hematomas en esa parte del cuerpo.

Luego, el imputado ayudado de los carabineros a su cargo, todos de sexo masculino, intentaron subir a la víctima al vehículo policial, produciéndose un forcejeo. Producto de esta acción la vestimenta superior de la víctima quedo levantada exponiendo su torso semidesnudo, mientras el imputado, quien siempre estuvo por detrás sujetando a la víctima, la insultaba constantemente de forma humillante diciéndole “maraca”, procediendo en ese momento poner su mano sobre la vagina, apretándola y tocándole uno de sus glúteos. Producto del ataque la víctima se orinó encima, siendo este el momento en que en definitiva el personal de Carabineros la introduce al carro policial.

La víctima fue conducida a la primera comisaría de Rancagua para continuar con el procedimiento de detención, sin embargo, no se le dio lectura a sus derechos ni se le permitió contactar a su familia. Posteriormente, fue trasladada al SAR N°1 Enrique Dintrans, para constatar lesiones siendo acompañada por el imputado y una carabinera, lugar donde la víctima intentó pedir protección al personal médico, acción que fue percibida por el imputado quien la amenazó señalándole “si seguís dando jugo, te vamos a dar más jugo, tú te ganaste que te pegáramos”. En el interior del carro policial, el imputado nuevamente se dirigió a la víctima y le señaló que si hablaba él la iba a hacer cagar “yo te voy a pillar en la calle y te voy a sacar la mierda”.

De vuelta en la Comisaría la misma funcionaria mencionada anteriormente fue designada por el imputado para proceder a la revisión física de la víctima y sus vestimentas, siendo conducida hasta un baño, solicitando la víctima que cerrara la puerta ya que en exterior estaba el imputado y otros funcionarios hombres, a lo que la funcionaria no accedió quedando la puerta entreabierta. En ese lugar fue forzada a desnudarse completamente, hacer sentadillas y mantener esa posición, además de requerirle que se quitara los aros, señalándole la víctima que no podía por la hinchazón que mantenía en una de sus manos producto de la lesión que le infirió el imputado, siendo amenazada en el sentido de que si no se los quitaba ella sola le serian arrancados por la fuerza.

Posteriormente fue trasladada hasta un calabozo donde mantenían detenida a otra mujer quien contuvo a la víctima emocionalmente, ahí se le proporcionó un pantalón limpio para que no llegara a la audiencia de control de detención orinada y al negarse a ponérselo se le castigó no entregándosele frazadas ni una entrevista privada con su familia como se le posibilitó a otros detenidos esa noche.

Avances de la investigación

Capitán de Carabineros fue formalizado por el delito de apremios ilegítimos y quedó con la cautelar de arresto domiciliario y la prohibición de acercarse a la víctima.